Analizan fenómeno migratorio mexicano

La doctora Ana Aragonés explicó en su conferencia la importancia de los indocumentados para Estados Unidos

La doctora Ana Aragonés explicó en su conferencia la importancia de los indocumentados para Estados Unidos

El fenómeno migratorio de México responde a que su modelo económico expulsa trabajadores mientras que Estados Unidos los recibe para resolver sus problemas estructurales, afirmó la doctora Ana María Aragonés Castañer, académica del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEC) de la Universidad Nacional Autónoma México (UNAM), en su conferencia enmarcada en el 11° Ciclo de conferencias, Los grandes retos nacionales de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán (FESC).

Los fuertes flujos migratorios mexicanos iniciaron en los años 80, la gente se va porque encuentra trabajo. En la crisis de 2007 a 2009 la actividad laboral escaseó, disminuyendo la salida de los trabajadores. Los indocumentados resuelven problemas estructurales de los Estados Unidos como sus conflictos demográficos debido a que la tasa de natalidad ciudadana de 1994 a 2010 descendió por debajo del reemplazo, reveló.

Sin los nacimientos suficientes, la Población Económicamente Activa (PEA) requerida para cubrir las necesidades estadounidenses descienden de manera importante. Es así como las mujeres extranjeras benefician a la tasa de fertilidad; gracias a los migrantes la población actual es similar a la del reemplazo. No obstante, el nivel de pobreza étnico reportado en 2008 y 2010 de los hispanos tiene los índices más altos y es equiparable al de los afroamericanos, informó la licenciada en historia.

Otro factor clave que atrae a los migrantes, por su alto impacto en la generación de empleos es la Inversión Extranjera Directa (IED). A nivel mundial, Estados Unidos es el mayor receptor de IED, seguido por China, Bélgica, Hong Kong, Brasil, Singapur, Reino Unido, Islas vírgenes, Rusia, Australia, Francia, Canadá, Alemania, India, España, Italia y México. En la década de los 60, Estados Unidos exportaba inversión directa, sin embargo, en los 80 empezó a recibir la inversión para el desarrollo.

Por último, los migrantes resuelven problemas educativos. Estados Unidos destina un importante presupuesto federal para la enseñanza básica, pero a partir del nivel medio superior el acceso se vuelve económicamente más limitado. De las 20 universidades más reconocidas internacionalmente, 17 son estadounidenses. No obstante, sus instituciones, incluso las públicas, son tan costosas que los alumnos se ven obligados a solicitar becas o créditos que pagan en años, manifestó la especialista.

A nivel licenciatura y por composición étnica, los hispanos poseen el menor grado de participación, mientras que los blancos son la mayoría; sin embargo, los últimos mantienen una tendencia a la baja por su problema de natalidad. No obstante, los extranjeros acentúan su presencia en la maestría y la reafirman en el doctorado, de tal forma que en los posdoctorados de ciencia, computación, matemáticas e ingeniería, superan a los nativos, acotó.

Uno de los factores que impulsa a Estados Unidos como motor de la economía mundial es la economía del conocimiento. Para salir de la crisis, las autoridades saben que deben trabajar en la línea de la ciencia, matemáticas, ingeniería e innovación, agregó la doctora en estudios latinoamericanos. “Observen la importancia que toman los extranjeros adscritos al posdoctorado en la población de Estados Unidos”.

Par trabajar en norteamérica, Estados Unidos implementa visas de tres o seis años que sólo en ínfimas ocasiones pueden extenderse. La trampa consiste en que al ser temporales carecen de seguridad social, derechos o antigüedad; propiciando un flujo permanente de trabajadores que satisfacen las necesidades de la población, afirmó.

La política migratoria actual registra un importante incremento en las visas para los trabajadores de alta calificación como los que se desempeñan en compañías (H1B y L1), poseen habilidades extraordinarias como premios Nobel (O1) y estudiantes de intercambio (J1). A diferencia de las de baja calificación, continuó, estos permisos no disminuyeron con la crisis porque son necesarios para la inversión de la economía del conocimiento.

Extranjeros calificados de Europa –principalmente de Inglaterra, Alemania y Francia– laboran con estas visas en Estados Unidos, seguidos por indios y chinos. México aporta cada vez más trabajadores de esta clase, el 16% de sus doctores radican en el país vecino del norte. Lo anterior, sin olvidar que siete de los 12 millones de indocumentados que laboran en esa nación son mexicanos, puntualizó la articulista de La Jornada.

Alrededor del 50% de los campos agrícolas norteamericanos son trabajados por indocumentados mexicanos, reportó Estados Unidos. Otro ejemplo, precisó, es la industria procesadora de carne. Ésta emplea a personas sin papeles por ocho horas para retirar las vísceras de decenas de pollos por minuto que salen en una banda; cuando la competencia europea se presentó en el sector, aumentaron la velocidad y el número de ejemplares con la finalidad de incrementar la productividad.

Estados Unidos es el país que más recibe migrantes a nivel global, necesita de los indocumentados porque los explota para satisfacer sus necesidades, aseguró. Los mexicanos sin papeles sufren problemas con la lengua, discriminación, desintegración familiar por décadas, no pueden regresar libremente y viven con el riesgo de la deportación. “De esta forma, el mundo entero subsidia con sus trabajadores a los Estados Unidos”, expresó la doctora Ana Aragonés.

El modelo económico del neoliberalismo, obliga a los trabajadores mexicanos a buscar trabajo en Estados Unidos. En 2010, 40% del personal empleado careció de prestaciones laborales y el 37% no tenía acceso a instituciones de salud. De igual forma, sólo el 52% firmó contrato, de ellos 82% fueron de tiempo indefinido y 18% temporal. Estos últimos beneficiaron sólo a las empresas porque no están obligadas a otorgar beneficios sociales al personal, comentó.

Por otro lado, se necesitan más de cuatro salarios mínimos para comprar una canasta básica y sólo el 26% de la PEA gana más de tres salarios mínimos. Asimismo, el sector informal que se caracteriza por la ausencia de beneficios sociales alcanzó, en 2010, 27% y sigue en aumento. De acuerdo con cifras oficiales, la población desempleada es alrededor de 5%. En 2007 el índice de trabajo decente en México se ubicó en 0.32 cuando la máxima es uno, detalló.

Otros indicadores reportan que en el sexenio de Felipe Calderón la pobreza llegó a 60 millones, de los cuales 27 millones viven en pobreza extrema. “Las maquiladoras también aumentaron en el país, sin embargo, éstas no desarrollan a la nación; para ello se necesita una política industrial y agrícola. En México, la economía del conocimiento no tiene prioridad, científicos como el doctor Mario Molina, premio Nobel, se van del país porque no encuentran apoyo” denunció.

Los indocumentados tienen una alta importancia porque sustituyen a los trabajadores legales al ser explotables a un precio menor. Las remesas que envían son la segunda percepción de dinero más importante del país, después del petróleo, sólo sirven para el consumo básico y no impulsan el desarrollo de su comunidad, recalcó la egresada de la Universidad Montpeiller, Francia.

Corea del Sur y Singapur crecían menos que México en la década de los 60, eran exportadores de migrantes, ahora son receptores de migrantes y su economía aumenta más que la mexicana. Los tres ejes importantes de su política son un empleo digno, abatir la pobreza y educación como catalizador.

“La innovación, tecnología, apoyo y creación del centro de investigación se convierten en receptores de migrantes. El CONACYT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología) da becas en el extranjero; pero no hace la siguiente parte del trabajo, dar espacios a los científicos en las instituciones para que apliquen sus investigaciones en México”, declaró.

“Estamos perdiendo el bono demográfico de siete millones de jóvenes que no tienen educación por falta de presupuesto, a quienes la desesperanza puede orillarlos a la delincuencia. Es responsabilidad de todos que esta situación cambie, cada uno tiene que trabajar por modificar la política desde su trinchera”, concluyó la doctora Ana Aragonés.

“El fenómeno migratorio en México”, también fue preparada por el maestro Uberto Salgado Nieto, alumno de la ponente. La ponencia fue enmarcada en el 11° Ciclo de conferencias, Los grandes retos nacionales, organizada por el maestro Ismael Hernández Mauricio, jefe del Departamento de Ciencias Sociales. En la misma participaron los maestros Eligio Luna Becerril y Elsa María Marín Ojeda, jefes de las secciones de las Disciplinas Económicas así como Filosóficas y Metodología, respectivamente.

The URI to TrackBack this entry is: https://anamorin.wordpress.com/2014/01/07/analizan-fenomeno-migratorio-mexicano/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. HOLA ANA
    complejo el tema…
    tan complejo q`ni siquiera a los políticos culpo,
    Religiòn popular y Televisiòn, los q`+ culpa llevan
    en el progreso,desarrollo y formaciòn de la familia y
    sociedad mexicana y latina ( resto de Amèrica centro-sur
    y sur de Europa occidental ) en general.
    gizbelconcept@gmail.com
    nueva dirección donde puedes enviarme boletines de ciencia
    la dirección arenblix estoy x darla de baja
    ¡Saludos Ana!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: