Magdalena González presenta La bandida en la FESC

 

Magdalena González presentó su novela La Bandida en el Auditorio de Extensión Universitaria de la FESC

Magdalena González presentó su novela La Bandida en el Auditorio de Extensión Universitaria de la FESC

Magdalena González Gámez compartió con la comunidad universitaria de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán (FESC) su novela La Bandida en la cual relata la vida de Marina Aedo, una huérfana que al terminar viuda del general villista José Hernández (El Bandido) se convierte en Graciela Olmos, prostituta y contrabandista de whisky en Chicago asociada con Al Capone. En la Ciudad de México dirigió un “Centro de Consolación”, impulsándola como uno de los personajes más influyentes en el país.

Con 43 mil dólares La Bandida construyó una mansión en Durango 47, colonia Roma Norte. En un año transformó a jóvenes de malos modales en “imanes suaves y perfumados, imposibles de resistir”. Aprendieron a caminar, vestirse, maquillarse, expresarse correctamente, leer así como de conocimientos sobre teatro, vinos y cocina internacional. Graciela Olmos les enseñó cómo atraer y tocar la sexualidad de los hombres de la época.

Por más de tres décadas, hombres de todas las clases, profesiones, oficios, tendencias políticas y religiones. Incluso, Agustín Lara estrenó el piano del burdel en la inauguración y dedicó canciones. La Bandida organizaba en hoteles fiestas particulares para presidentes, embajadores y personajes internacionales como representantes del nazismo en México. Sin duda, Graciela Olmos fue una de las figuras más importantes y enigmáticas del siglo XX.

Además, hacía espionaje y armaba complots. Era compositora y cantante. En sus fiestas improvisaba corridos en donde entretejía mensajes, los políticos acudían por placer e información. Su poder era tal que sus negocios fueron intocables en el sexenio de Lázaro Cárdenas, quien prohibió los prostíbulos. Sin embargo, la constante exigencia del tráfico de influencias y el carrusel de favores sumados a la adicción de alcohol, mariguana, heroína y cocaína, marcaron su fin en 1962.

Al entierro de Marina Aedo acudieron personajes de la farándula y política. El sello de la meretriz más influyente del México posrevolucionario consistía en escuchar siempre al cliente y recibirlo mejor que en su casa. “Satisfacíamos una necesidad maniaca de piedad. Eso era: una manicomio piadoso… Creo que yo nada más puse el lugar, pero fueron ellos lo que hicieron de la casa el centro de sus chuchupes, el tiradero de sus tristezas, el bebedero para aliviar sus urgencias”, leyó Magdalena González.

La comunidad universitaria escuchó pasajes de la vida de Graciela Olmos en la voz de Magdalena González

La comunidad universitaria escuchó pasajes de la vida de Graciela Olmos en la voz de Magdalena González

La novela de La Bandida surgió de un módulo de creatividad que impartía la autora en un taller. En tres meses, la también editora, realizó la compilación bibliográfica, delineó la línea del tiempo y leyó biografías de las figuras aledañas. Publicado en agosto de 2012 por Grijalbo y Random House Mondadori, el libro con personajes y nombres reales, sexo, intriga política, violencia, folclore lírico así como psicología de género llegó a su reimpresión en noviembre pasado.

“La historia determina nuestras vidas íntimas de una manera que no sospechamos; incluso, corporalmente en la forma en la que nos tocamos, miramos y hacemos el amor. Ahí está la historia y no nos damos cuenta. Fue difícil vivir con ella dos años. La presión psicológica de ir descubriendo a una mujer que se hizo hombre, con un talento brutal, adoptando la violencia como un estilo de vida”, expresó la periodista con 15 años de experiencia en el Auditorio de Extensión Universitaria.

“Mi gran aprendizaje con ella y estas lágrimas de agradecimiento son porque encontré en ella el espejo de la violencia en mí. Escribir hunde forzosamente en la necesidad de generar empatía con el que vive una violencia terrible que se vuelve asesino y violento. La violencia en el país existe porque está en cada uno de nosotros. El rescate de La Bandida consiste en que nos deje tocarla y nos permita examinar cómo funciona la violencia en nosotros para extirparla, neutralizarla y sanarla”, acotó.

The URI to TrackBack this entry is: https://anamorin.wordpress.com/2013/12/11/magdalena-gonzalez-presenta-la-bandida-en-la-fesc/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: