Usos terapéuticos del propóleo de acuerdo con su composición química

Por *Q.F.B. Betsabé Rodríguez Pérez

 Introducción

Gran parte de las civilizaciones antiguas, como la inca, china, tibetana, egipcia y grecoromana empleaban los productos de abejas en sus terapias milenarias como recursos medicinales valiosos en la cura o prevención de enfermedades,pero con el posterior desarrollo de la farmacéutica y tratamientos fitoterápicos existe un resurgimiento en su uso.6,9

Propoleo en greña de  Puebla (Betsabé Rodríguez Pérez)

Propoleo en greña de Puebla (Betsabé Rodríguez Pérez)

El término propóleo etimológicamente proviene del griego pro –“delante o en defensa de” y polis – “ciudad” haciendo referencia que se encuentra en la entrada y en el interior de la colmena o “polis” de las abejas. 3,9

El propóleo es una sustancia resinosa, balsámica y gomosa. A temperaturas elevadas es suave, flexible, y muy pegajosa, pero cuando se enfría se vuelve dura y quebradiza. Su color varía de verde a marrón rojizo, dependiendo de su fuente botánica. Es de sabor acre o amargo, olor agradable, dulce y cuando se quema exhala una fragancia de resina. 3,4

Las abejas (Apis mellífera L.) elaboran el propóleo mezclando sustancias secretadas o exudadas por ciertos vegetales como álamos (Populus alba), sauces (Salix babilonica), abedules (Betula allegheniensis), alisos (Alnus sp.), castaños silvestres (Castanea sativa), pinos (Pinus sp.), enebros (Juniperus communis),  algunas plantas herbáceas, caña de azúcar (Saccharum officinarum) y árboles de cítricos; los cuales son biotransformados por la adición de cera y por acción de la enzima 1,3-glicosidasa, producida en las glándulas salivares de abejas. 1,2,3,6,8

El proceso de recolección se realiza por un proceso bioselector que responde a un patrón específico de forrajeo (recolección). Las abejas extraen el propóleo con sus mandíbulas y del primer par de patas, la secreción de ácido 10-hidroxidecenoico de las glándulas mandibulares para el ablandamiento, trituración y transporte (pecoreadoras). Al ingresar a la colmena, las abejas propolizadoras, toman algunas partículas de la sustancia, las comprimen y les agregan cera para proceder al propolizado.2,3,13

Las abejas que viven en estado salvaje (bosques, troncos de árboles y cuevas) utilizan el propóleo para protegerse de sus enemigos y para recubrir los interiores de la colmena. 2,3

Composición del propóleo

El propóleo es una sustancia compleja constituida por una gran variedad de compuestos químicos que varían de acuerdo con la fuente de procedencia, la vegetación alrededor de la colmena,  la especie de abeja, la época de recolección y método de recolección (Tabla 1). 1, 3, 6, 9, 11, 12,15

La constitución química básica es una mezcla de 50-55% de resinas y bálsamos, 30-40% de cera de abeja, 5-10% de aceites esenciales o volátiles, 5% de polen y 5% de materiales diversos (orgánicos y minerales). 1,2,3

El progreso de la investigación sobre el propóleo está relacionado con el desarrollo de los avances en los métodos analíticos cromatográficos que permitieron la separación y extracción de varios componentes bioactivos. Hasta el momento más de 300 componentes ya han sido identificados de los cuales un 50% son compuestos fenólicos, a los cuales se les atribuye acción farmacológica (Tabla 2). 1,2,3,4,13,15

Tabla 1. Tipos de propóleos más difundidos: origen vegetal y principales componentes5

Tipo de propóleo

Origen geográfico

Fuente botánica

Constituyentes mayoritarios

Álamo

Europa, Norteamérica, Regiones no tropicales de Asia, Nueva Zelanda

Popolus spp, más a menudo P. nigra

Flavonas, flavononas, ácido cinámico y sus ésteres

Verde brasileño (alecrim)

Brasil

Bacaris spp

predominando B. dracunculifolia DC.

Ácidos cumáricos prenilados, ácidos diterpénicos

Abedul

Rusia

Betula verrucosa

Flavonas, flavononas diferentes a las del álamo.

Propóleos rojos

Cuba, Brasil, México

Dalbergia spp

Isoflavonoides

Mediterráneos

Sicilia, Grecia, Creta, Malta

Cupressaceae

Dipertenos

“Clusia”

Cuba, Venezuela

Clussia spp

Benzofenonas preniladas

 

“Pacífico”

Región del Pacífico, Okinawa, Taiwán, Indonesia

Macaranga tanarius

C- prenil flavononas

 Tabla 2. Componentes químicos encontrados en el propóleo,17

Estructura básica

Componente

Alcoholes

Benceno, metanol, alcohol cinamil, glicerol, α-glicerofosfato, hidroquinona, isobutenol, fenetil alcohol, prenil alcohol.

Aldehídos

Benzaldehído, aldehído caproico, p-hidroxi-benzaldehído, isovainilla, 3,4-dihidroxi- benzaldehído, vanillina.

Ácidos alifáticos y sus ésteres

Ácido acético, ácido angélico, ácido butírico, ácido crotónico, ácido fumárico, ácido isobutírico, ácido metilbutírico, acetato de isobutilo,  acetato de isopentilo, acetato de isopentenilo.

Aminoácidos

Alanina, β-alanina, ácido α-amino butírico, ácido δ-amino butírico, arginina, asparagina, ácido aspártico, cistina, cisteína, ácido glutámico, glicina, histidina, hidroxiprolina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, ornitina, fenilalanina, prolina, ácido piroglutámico, sarcosina, serina, treonina,, triptófano, tirosina, valina.

Ácidos aromáticos

Ácido p-anísico, ácido benzoico, ácido cafeíco, ácido cinámico, ácido (-o,-m, -p) cumárico, ácido 3,4-dimetoxi cinámico, ácido ferúlico, ácido gálico, ácido gentísico, ácido hidroxi cinámico,  ácido p-hidroxi benzoico, ácido isoferúlico, ácido 4-metoxi cinámico, ácido protocatéquico, ácido salicílico, ácido vanílico, ácido verátrico.

Ésteres aromáticos

Acetato de bencilo, benzoato de bencilo, cafeato de bencilo, cumarato de bencilo, 3,4-dimetoxicinamato de bencilo, furalato de bencilo, isoferulato de bencilo, salicilato de bencilo, butenilo cafeato, butil cafeato, cinamil cumarato, cinamil isoferulato, etil benzoato, etil cafeato, metil benzoato, 2-metil-2-butenil cafeato, 3-metil-2-butenil cafeato, 3-metil-3-butenil cafeato, 3-metil-3-butenil cumarato, 3-metil-2-butenil  ferulato, 3-metil-3-butenil ferulato, 2-metil-2-butenil isoferulato, 3-metil-3-butenil  isoferulato, metil salicilato, fenil etil cafeato, fenil etil cumarato, fenil etil isoferulato, pentil cafeato, pentenil cafeato, pentenil ferulato, prenetil cafeato, prenil cumarato, prenil ferulato, prenil isoferulato.

Calconas y dihidrocalconas

Alpinetina calcona, naringenina calcona, pinobanksina calcona, pinobanksina 3- acetato calcona, pinocembrina calcona, pinostrobina calcona, sakuretina calcona, 2’,6’-a-trihidroxi-4’-metoxi calcona, 2’,6’-dihidroxi-4’-metoxi calcona, 2’,4’,6’-trihidroxi  calcona.

Flavononas

Naringenina, pinobanksina, pinobanksina 3-acetato, pinobanksina 3- butirato, pinobanksina 3-hexanoato, pinobanksina 3-metil éter, pinobanksina 3-pentanoato, pinobanksina 3-pentenoato, pinobanksina 3-propanoato, pinocembrina, pinostrobina, sakuretina, 3,7-dihidroxi-5-metoxi flavonona, 2,5-dihidroxi-7-metoxi flavonona,

Flavonas y flavonoles

Acacentina, apigentina, apigentina-7-metil éter, crisina, fisetina, galangina, galangina-3-metil éter, izalpinina, isorhamnetina, kaempferida, kaemplerol, kaemplerol-3-metil éter, kaemplerol-7-metil éter, kaemplerol-7,4’-dimetil éter, pectolinaringenina, quercetina, quercetina-3,7-dimetil éter, ramnetina, ramnocitrina, tectocrisina.

Hidrocarburos, ésteres, éteres de hidroxi y ceto ceras

Heneicosano, hentriacontano, heptacosano, hexacosano, nonacosano, pentacosano, tricosano, tripentacosano, tritriacontano, dotriacontil-hexadocanoato, dotricontil-[(Z)-octadec-9-enoato)], hexacosil hexadecanoato, hexacosil-[(Z)-octadec-9-enoato)], octacosilhexadecanoato, octacosil-[(Z)-octadec-9-enoato)]u. tetracosil-hexadecanoato, tetracosil-[(Z)-octadec-9-enoato)], tetratriacontil-hexadecanoato, tetratriacontil-[(Z)-octadec-9-enoato)], triacontil-hexadecanoato, triacontil-[(Z)-octadec-9-enoato)].

Ácidos  grasos

Ácido araquidónico, ácido behenico, ácido cerotico, ácido laúrico, ácido linoleico, ácido lignocérico, ácido montánico, ácido mirístico, ácido oleico, ácido palmítico, ácido esteárico.

Cetonas

Acetofenona, p-acetofenol acetofenona, dihidroxi acetofenona, metil acetofenona, hept-5-en2-ona, 6-metilcetona.

Terpenoides y otros compuestos

α-acetoxibutenol, β-bisabolol,1-8-cineolo, α-copaeno, cimeno, limoneno, pterostilbeno, estireno, xantorreol, xilitol, naftaleno, 4-hexonolactona, alcohol sesquiterpeno, sesquiterpeno diol.

Esteroides

Calinasterol acetato, β-dihidrofucosterol acetato, ucosterol acetato, estigmasterol acetato.

Azúcares

1-fructofuranosa, 2-fructofuranosa, α-D-glucupiranosa, β-D-glucopiranosa.

Apiterapia

Por apiterapia se reconoce a la disciplina que emplea productos derivados de la colmena  (miel, polen, jalea real, propóleo, apitoxinas) en el tratamiento y prevención de enfermedades, entre los que destaca el propóleo con utilidad en biología y medicina, lo ha provocado intensas investigaciones químicas y farmacológicas en los últimos 40 años. 1, 4, 9,10,18

Propiedades terapéuticas del propóleo

Los efectos de mayor interés  son: actividad antimicrobiana (bacteriana, micótica y viral), antiparasitaria, antiinflamatoria, cicatrizante y anestésica, antioxidante, antitumoral y radioprotectora, vasoprotectora, inmunomoduladora, entre otras (Tabla 3).

El extracto de propóleo es un producto semielaborado que se obtiene procesando el producto con un solvente para la extracción de los componentes biológicamente activos. Posteriormente, se evapora el alcohol y a partir del extracto se pueden desarrollar una gran variedad de productos. 1,2,3,5,18

En términos de acción farmacológica, los principales constituyentes del propóleos son los compuestos fenólicos. Mediante modernos métodos analíticos se está develando la composición del propóleo, estableciendo que son más de 100 componentes los que actúan en sinergismo. 1,2,3,5

Desde este punto de vista, en principio, los más interesantes de identificar y cuantificar son: quercitina, kaempferol, naringenina, acacetina, apigenina, pinocembrina y galangina. Actuando en forma sinérgica con los anteriores se encuentran los siguientes compuestos fenólicos: ácido cafeíco, ácido ferúlico, ácido cinámico.

Tabla 3. Comparación de estudios realizados acerca de las propiedades biológicas

Propiedad biológica

In vivo/ In vitro

Concentración de propóleo

Inmunomoduladora

In vivo

In vitro

In vivo

200 mg/kg

3 – 300 μg/100 μl

50 y 150 mg/kg

Antitumoral

In vitro

5 – 100 μg/100 μl

Antimicrobiana:

  • Antibacterial
  • Anti fúngica
  • Antiviral

In vitro

 

0.4 – 14.0 % v/v

0.4 – 14.0 % v/v

5 – 100 μg/100 μl

Anti diabética

In vivo

100 y 300 mg/kg

Anti úlcera

In vivo

50, 250 y 500 mg/kg

PROPIEDADES  ANTIMICROBIANAS

Antibacteriana

Se señalan como principales responsables de la actividad antibacterial a los flavonoides galangina y pinocembrina, derivados de los ácidos benzoico, ferúlico y cafeíco.

La literatura científica reporta que el mecanismo de acción es desactivar la energía de la membrana citoplasmática inhibiendo la motilidad de la bacteria y haciéndola más vulnerable al ataque del sistema inmunológico, potenciando los antibióticos. Además existe desorganización en el citoplasma, membrana citoplasmática y pared celular causando bacteriólisis e inhibiendo síntesis proteica. 1,5,6,10,13

Esta evaluación se realiza con los extractos de propóleos a través del establecimiento de la Concentración Mínima Inhibitoria (CMI) y la Mínima Concentración Bactericida (CMB) en relación con cada cepa a evaluar y entre más cerca este la relación 1:1, mayor será la eficacia del extracto para propósitos terapéuticos.3

Actividad antioxidante

Los flavonoides absorben radiación electromagnética en la zona del Ultravioleta-Visible (UV-Vis) y de esta forma representan una protección natural para las plantas contra la radiación UV del solar, al contener en su estructura química un número variable de grupos hidroxilo fenólicos y excelentes propiedades de quelación del hierro y otros metales de transición, lo que les confiere una capacidad antioxidante. Por ello, desempeñan un papel importante en la protección frente a los fenómenos de daño oxidativo y tienen efectos terapéuticos en un elevado número de patologías. Por otra parte presentan una barrera química de defensa contra microorganismos (hongos, bacterias y virus).1,3,14

Acción inmunomoduladora y antitumoral

El propóleo siempre ha sido utilizado empíricamente y es referido como un agente inmunomodulador. En los últimos años, estudios in vitro/in vivo han proporcionado información sobre la respuesta inmune innata y adaptativa. 3,5,21,22

Acción cicatrizante

Desde tiempos antiguos se ha utilizado este producto apícola para tratar heridas de diferente naturaleza (quemaduras, politraumatizados, pie diabético, etc), observando en la evidencia histológica y clínica su capacidad antibacteriana, actividad antiinflamatoria y la estimulación de la cicatrización.2,3

Refrencias

  1. Bedascarrasbure, E. Maldonado, L. fierro, MW y Álvarez, A. 2006. Propóleos. Caracterización y normalización de propóleos argentinos. Revisión y actualización de componentes y propiedades químicas. Ediciones Magna. Argentina. ISNB: 987-9390-70-9.
  2. Bedascarrasbure, E. 2006. Caracterización físico-química de propóleos argentinos y sus extractos. Primer Congreso Argentino de Apicultura. Red Apícola Latinoamericana. Argentina. http://www.apinetla.com.ar/congresa/c13.pdf. Consultado 4 Febrero 2013.
  3. González Guerra, Ana. (1997). Propóleos: un camino hacia la salud. Editorial Pablo de la Torriente. La Habana, Cuba.
  4. Kuropatnicki, Andrzej. (2013). Historical Aspects of Propolis Research in Modern Times. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, 2013, 1-11.
  5. Bankova, Vassya. (2011). Propolis: Is there a potential for the development of new drugs? Journal of Ethnopharmacology, 133, 253-260.
  6. Alves, Ferreira Esther M. (2011). Caracterización antimicrobiana y fisicoquímica de propóleos de Apis mellifera L. (Hymenoptera: apidae) de la región andina colombiana. Acta Biol. Colomb, 16, 175-184.
  7. Lotfy, Mahmound. (2006). Biological Activity of Bee Propolis in Health and Disease. Asian Pac J Cancer Prev, 7, 22-31.
  8. Carrillo, María L. (2011). Evaluación de la Actividad Antimicrobiana de Extractos de Propóleos de la Huasteca Potosina (México). Información Tecnológica, 22(5), 21-28.
  9. Tovalino, Frank Mayta. (2012). Propóleo Peruano: Una nueva alternativa terapéutica antimicrobiana en Estomatología. Rev Estomatol Herediana, 22 (1), 50-58.
  10. Londoño Orozco, Amparo. (2010). Antibacterial comparative study extracts of Mexican propolis and of three plants which use Apis mellifera for its production. Journal of animal and veterinary advances. 9(8), 1250-1254.
  11. Manrique, Antonio. (2006). Actividad antimicrobiana de propóleos provenientes de dos zonas climáticas del estado de Miranda, Venezuela. Efecto de la variación estacional. Zootecnia tropical, 24(1), 43-53.
  12. Palomino, Lady R. (2009). Determinación del contenido de fenoles y evaluación de la actividad antioxidante de propóleos recolectados en el departamento de Antioquia, Colombia. Rev de la Facultad de Química Farmacéutica, 16, 388-395.
  13. Gutiérrez Hernández, Elisa. (2011). Actividad antibacteriana y perfil químicos de propóleos mexicanos sobre cepas de Pasteurella multocida aisladas de conejos. Tesis de Maestría, Universidad Nacional Autónoma de México, México.
  14. Martínez-Flores, S. (2002). Los flavonoides: propiedades y acciones antioxidantes. Nutr. Hosp. XVII (6), 271-278.
  15. Righi, A. A. (2013). Comparative Chemistry of Propolis from Eight Brazilian Localities. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, 2013, ID 267878, 1-14.
  16. Said, Sobhi A. (2006). Chemical composition of Egyptian and UAE propolis. Pak. J. Pharm Sci, 19(1), 58-61.
  17. Marcucci, MC. (1995). Propolis: chemical composition, biological properties and therapeutic activity. Apidologie, 26, 83-99.
  18. Campo Fernández, Mercedes. (2007). Estudio Químico de Propóleos Rojos Cubanos. Tesis de Doctorado. Universidad de Farmacia y Alimentos, Universidad de la Habana, Cuba. ).
  19. Quintero Mora, Ma. Leonor. (2008). Efecto de extractos de propóleos mexicanos de Apis mellifera sobre el crecimiento in vitro de Candida albicans. Rev Iberoam Micol, 25, 22-26.
  20. Curifuta, Macarena. (2012). The in vitro antifungal evaluation of a comercial extract of Chilean propolis against six fungi of agricultural importance. Cien. Inv. Agr. 39 (2), 347-359.
Q.F.B. Betsabé Rodríguez Pérez

Q.F.B. Betsabé Rodríguez Pérez

* Estudiante de Posgrado. Maestría en Ciencias de la Producción y de la Salud Animal de laFacultad de Estudios Superiores Cuautitlán (FESC),  Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Investigación realizada bajo el financiamiento del Programa de Apoyo a Proyectos de Investigación e Innovación Tecnológica (PAPIIT: IT223811-3 “Perspectivas del uso de propóleos en la salud animal”).

The URI to TrackBack this entry is: https://anamorin.wordpress.com/2013/06/26/usos-terapeuticos-del-propoleo-de-acuerdo-con-su-composicion-quimica/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: