Manuel Gamio, pilar de la antropología mexicana

El doctor Guillermo Castillo expresó que la antropología mexicana no puede entenderse sin la figura de Manuel Gamio

El doctor Guillermo Castillo expresó que la antropología mexicana no puede entenderse sin la figura de Manuel Gamio

La mayoría de las políticas indigenistas del siglo XX y las actuales efectuadas por el estado mexicano están sustentadas en la ideología del doctor en antropología Manuel Gamio, quien trabajó con la finalidad de formar una nacionalidad homogénea que integra la diversidad de los grupos étnicos, afirmó el doctor Guillermo Castillo Ramírez en su ponencia impartida en el 11° Ciclo de conferencias, Los grandes retos nacionales  en la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán (FESC).

Manuel Gamio tuvo su primer acercamiento con la antropología en la Escuela Nacional Preparatoria de San Ildefonso, en la cual se vio influenciado por la necesidad de formar una identidad mexicana fuerte, señaló el investigador. Sin embargo, la dirección de su maestro Franz Boas fue determinante para sustentar el proyecto de integración nacional que diseñó, agregó.

A diferencia de los antropólogos de la primera década del siglo XX, el norteamericano Franz Boas rechazó la teoría Evolucionista en la que Europa y Estados Unidos se proyectaban como el pináculo de la evolución humana. El precursor del Particularismo Histórico estableció que no existe una diferencia fundamental entre el “hombre primitivo” y el “civilizado”; el modo de pensar sólo puede entenderse desde su contexto cultural, es decir, negó la existencia de una superación racial o determinismo biológico.

Esta reivindicación cultural de Boas, es plasmada por Manuel Gamio en un ideario de unidad nacional titulado Forjando patria, acotó el antropólogo Guillermo Castillo. La obra revela los diversos ámbitos – educación, condiciones de vida, arte, costumbres y la relación con el Estado– de los grupos indígenas a través de una compilación de artículos.

En contraste con José Vasconcelos quien impulsó el nacionalismo mediante la figura del mestizaje, Manuel Gamio buscó la integración mexicana al denunciar los problemas indígenas y proponer soluciones en los términos económico, lingüístico, demográfico, social y cultural, indicó el licenciado en filosofía.

Forjando patria es un referente obligado en la antropología porque sustentó las bases de la postura del Instituto Nacional Indigenista (INI) –ahora la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI)– hasta 1994. Además, el texto sitúa a Manuel Gamio como pionero a nivel mundial de la Antropología Aplicada, un mecanismo para conocer a los grupos indígenas y a partir de esa información modificar sus condiciones de vida, precisó.

Otra investigación clave de Manuel Gamio es La población del Valle de Teotihuacán, una publicación mundialmente reconocida por institucionalizar un modelo diferente de antropología. El nuevo método integral se caracteriza por la articulación de una perspectiva múltiple que comprende historia, antropología, arqueología, así como un análisis del contexto físico biológico de los grupos indígenas.

Por otro lado, abundó, Manuel Gamio registró en la historia de México cuatro etapas –Precolombina, Colonial, Independista y Revolucionaria– con una amplia posibilidad de convergencia social. No obstante, desde la conquista de los españoles, los indígenas han sido relegados en el proceso de integración nacional. El antropólogo, comentó el doctor Guillermo Castillo, esperaba que con el cambio estructural posterior al movimiento de 1910 se saldara la deuda histórica que tenía el Estado con los grupos étnicos después de siglos de desigualdad.

Con Manuel Gamio, prosiguió, se narró por primera vez el abanico multicultural de los grupos indígenas y no se les catalogó a todos en una sola minoría. De igual forma, reconoció su grandeza arqueológica y artística; sin embargo, contribuyó al prejuicio negativo al representar a las comunidades étnicas como tímidas, carentes de aspiraciones, con una limitada facultad de decisión, incapaces de accionar para un cambio social así como retrasadas científica y tecnológicamente.

De acuerdo con Manuel Gamio los indígenas no saldrían de su condición por vía propia. Por tanto, trazó una política paternalista en donde el Estado y los antropólogos trabajaran en un proceso paulatino de integración; a partir de un acercamiento lograrían una transformación progresiva, puntualizó el investigador Guillermo Castillo.

Resaltó que para formar una nación integrada y definida, Manuel Gamio importó modelos de Japón, Francia y Alemania en donde se establece la unificación étnica, lingüística –español, sin perder los idiomas secundarios–, cultural –con prácticas en común, a pesar de las diferencias– así como un equilibrio socioeconómico a través de un proceso de redistribución económica.

Como servido público, Manuel Gamio fue inspector general de monumentos arqueológicos de la Secretaría de Instrucción Pública (1913-1916); director de antropología de la Secretaría de Agricultura (1917-1924) y del Instituto Indigenista Interamericano (1942-1960), así como planteó las líneas de investigación de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Su trayectoria profesional y académica se resume en los ejes fundamentales: grupos indígenas, patrimonio arqueológico, la migración de mexicanos a Estados Unidos y su papel en la configuración de la identidad nacional. “Manuel Gamio es un pilar para entender la antropología en México en sus lados oscuros y luminosos”, expresó el investigador Guillermo Castillo.

Exhortó a los jóvenes presentes a cuestionar la idea de unidad. La política del Estado para el progreso es desigual porque no reconoce a los indígenas como sujetos con decisión y capacidad de organización propia. Actualmente, el gobierno mantiene una crónica deuda social con los grupos étnicos, quienes están marginados de los servicios básicos y carecen de oportunidades para vivir en un mundo digno.

“El gobierno debe ser menos miope y soberbio. Los indígenas están atrasados en ciencia, tecnología y bienes materiales no por su naturaleza, sino por las condiciones de marginación a las que han sido sometidos por siglos”, manifestó. Incluso, agregó, su conocimiento tecnológico de riego, conservación de alimentos, así como el manejo de una tierra sustentable es retomado de los grupos indígenas.

Asimismo, “los indígenas no deben ser incorporados obligatoriamente, si lo hacen tiene que ser con su voz y respetando su contexto histórico cultural”, denunció en su ponencia “Reconstrucción de las representaciones del México revolucionario y orígenes de la antropología mexicana del siglo XX”.

The URI to TrackBack this entry is: https://anamorin.wordpress.com/2013/02/07/manuel-gamio-pilar-de-la-antropologia-mexicana/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Hello, I think your site might be having browser compatibility issues.
    When I look at your blog site in Chrome, it looks fine but when opening in Internet Explorer, it has some
    overlapping. I just wanted to give you a quick
    heads up! Other then that, amazing blog!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: