El diseño: arte, ilustración y marca

Sabino Gaiza Kawano, comunicador gráfico y académico de la Universidad NacionalAutónoma de México (UNAM), definió al diseño como una pasión que apuesta por la comunicación y al misterio de la interpretación durante el Ciclo de ideas 2011 dela Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán (FESC). Añadió que esta disciplina es una manera de vivir y enfrentarse a la realidad.

Afirmó que no existe conflicto entre el diseñador y las artes visuales porque lo más importante es la creatividad. Un proceso que necesita de tiempo para mezclar procesos intuitivos y combinar ideas que parecen contradictorias, concluyendo en la originalidad, aseguró.

El comunicador gráfico precisó que la experiencia es con lo que el ser humano diseña e interpreta. Las imágenes, los sonidos y los colores que se perciben se almacenan, formando en el cerebro un modelo del mundo que a la vez permite relacionar las cosas entre sí, obteniendo en este proceso la capacidad y la esencia de la creatividad, explicó.

Subrayó que crear una percepción visual es un fenómeno cognitivo y emocional debido a que la intuición y el intelecto trabajan juntos. Los diseñadores comúnmente organizan la importancia de los mensajes para que el receptor los perciba por medio de diferentes niveles de comunicación, indicó Sabino Gaiza.

“Atrévanse a hacer cosas diferentes para recibir cosas diferentes; piensen diferente para percibir cosas diferentes”, recomendó el creador de cinco alfabetos. Advirtió que aunque el fracaso es parte del proceso, éste deja buenas experiencias.

Sabino Gaiza presentó sus Crónicas tipográficas, una serie de diseños temáticos cuya intención es comunicar ideas claras con la menor cantidad de elementos posible como la tipografía. Los mensajes están basados en sucesos reales que presentan la óptica del diseñador como narrador visual que explica su mundo y su relación con él. Su fuerza y comprensión dependen de un proceso de interpretación complejo del receptor.

El arte de la ilustración

Los ilustradores de la ENAP, Binisia Colmenero y Daniel Salgado, compartieron su experiencia laboral con los futuros diseñadores

Binisia Colmenero, ilustradora egresada dela Escuela Nacional de Artes Plásticas (ENAP), señaló que la ilustración se divide en tres pasos: pasión, investigación y acción. La primera es el amor por dibujar y realizar cualquier proyecto de comunicación visual; la segunda, la entrega por saber sobre lo desconocido, y la última, consiste  en la creación de tres propuestas que superen la perspectiva inicial.

Para ilustrar, aconsejó, elaborar un collage de ideas donde las referencias propuestas se transformen por medio de técnicas mixtas del diseño, generando diseños de calidad. Añadió que es importante tener y actualizar su propio archivo digital, así como crear constantemente en los tiempos libres con la técnica que más les interese.

Compartió con los alumnos que el uso de las infografías, rama de la ilustración que describe de forma visual datos y procesos facilitando la comprensión e intentando sustituir el texto al máximo, son exitosas para proyectos científicos, pero requieren de ardua investigación.

Asimismo, Daniel Delgado, ilustrador egresado del ENAP, mencionó que para hacer ilustración toda la información sirve —inclusive aquella que se obtiene en la rutina diaria—, éste es un proceso constante de experimentación. En referencia al futuro como ilustrador el ponente expresó “lo más importante es hacer con pasión lo que más disfrutan, esa es la clave para que el éxito llegue solo”.

Marcas registradas

El Ciclo de Ideas ofreció un espacio para hablar de la propiedad intelectual, ámbito fundamental en el campo laboral los diseñadores, quienes crean la imagen de empresas o clientes. Carlos Lucas Galindo, especialista del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), explicó en su ponencia como se registran las marcas.

Una marca, definió, es todo signo visible que distingue a productos o servicios de otros de su misma especie o clase en el mercado. El título de registro de una marca, otorgado por el IMPI, concede el derecho de usarlo de forma exclusiva en todo el país y le brinda protección en contra de actos de competencia desleal por 10 años.

Detalló los cuatro tipos de marcas que existen. La nominativa identifica a un producto o servicio mediante una palabra o el conjunto de ellas. Marca innominada es la que relaciona el logo, diseño, dibujo o combinación de colores con la empresa. La conocida como tridimensional protege envases, envolturas y empaques característicos de una compañía. Finalmente, la mixta es la combinación de las anteriores.

Una marca puede ser representada por letras, números, dibujos, emblemas, objetos, entre otros. Además, debe ser distintiva, propia, original y no inducir al engaño. Algunas de sus limitantes más importantes son: ir en contra de la buena moral o costumbres; números y letras aisladas; así como la utilización de partes de otras marcas, palabras generales –que describan al producto o servicio– y emblemas o banderas del gobierno.

El uso de la marca puede iniciarse de forma mesurada cuando se presenta la solicitud, afirmó Carlos Galindo. La renovación del título de registro puede hacerse seis meses antes o después de su vencimiento.

Las marcas se catalogan en 45 clases, 34 para productos y 11 para servicios, de acuerdo con el Clasificador de Marcas Internacional NIZA. Cada clase es un conjunto de productos o servicios que guardan relación entre sí, por tanto, cada una tiene un precio distinto.

Para saber si la marca a proponer ya está registrada o una similar, la página de internet del IMPI ofrece el servicio Búsqueda Fonética, en el cual se dan a conocer todo los registros otorgados y las solicitudes en trámite. En caso de una marca innominada se acude a las oficinas instaladas en el Arenal, solicitando por escrito el servicio de Búsqueda Figurativa.

Las resoluciones de un título de registro que otorga el IMPI son cuatro. En la concesión se expide la marca, aprobando los derechos de uso exclusivo. La negativa se brinda cuando se encuentra un impedimento legal o existe otro signo distintivo similar. Abandono, indica que el solicitante no cumplió con los requerimientos solicitados por la institución después de los dos meses de plazo. Por último, si el solicitante, previo a su concesión, requiere la cancelación voluntaria se resuelve como desistimiento.

De igual forma, se pueden registrar y proteger los avisos comerciales por 10 años. Estos tienen como finalidad anunciar al consumidor un producto o servicio mediante una frase u oración y distinguirla con las de su misma especie o clase, también se le conoce como eslogan.

The URI to TrackBack this entry is: https://anamorin.wordpress.com/2012/03/24/el-diseno-arte-ilustracion-y-marca/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: