México es el centro principal de diversidad en la familia Asteraceae

El doctor José Villaseñor estudia actualmente los patrones de diversidad en la flora de México y cómo se distribuye

Cuando hablamos de malezas, por lo general pensamos en plantas no deseadas, las cuales reducen la producción y calidad de los cultivos. No obstante, éstas controlan la erosión y aumentan la cantidad de materia orgánica en el suelo, algunas tienen propiedades medicinales e incrementan la diversidad. También las hay de ornato, como los girasoles y las margaritas.

Ambas son malezas de la familia Asteraceae, familia de plantas originaria de Sudamérica. Sin embargo, México tiene la mayor cantidad de especies de este grupo. Para hablar de su importancia y clasificación, el doctor José Luis Villaseñor Ríos, uno de los autores del libro Catálogo de Malezas de México, ofreció un curso enla Facultad.

Recordó que Aristóteles clasificó como plantas compuestas aquellas con inflorescencias (cabezuelas) formadas de flores distintas semejando una sola flor. Lo que parecen ser estambres en el centro, en realidad es una flor tubular independiente a la especie ligulada que semeja los pétalos. Para apreciar las diferentes flores que tiene una planta se observan las brácteas del receptáculo en la cabezuela, de las cuales se desprende cada una de las flores.

Además de que las flores de una compuesta son diferentes, de igual forma, su comportamiento sexual es distinto. Las flores periféricas liguladas siempre son femeninas o sin sexo; en cambio las tubulares del centro son masculinas por aborción del ovario  o hermafroditas. A su vez, en las plantas hermafroditas, las estructuras masculinas maduran primero que las femeninas.

La cabezuela de las compuestas pueden ser heterógamas —porque las flores son de diversos sexos— u homógamas, cuando todas son masculinas por aborción del ovario o son hermafroditas. El girasol tiene una cabezuela heterógama porque las flores que parecen los pétalos no tienen sexo y las del centro son hermafroditas.

Aunque las compuestas contienen distintas flores en la misma planta, la posibilidad de que se crucen entre ellas es muy baja. Estudios afirman que la tasa de endogamia es muy baja porque el polen se libera antes de que maduren los ovarios, evitando así la autofecundación.

Otra característica de las Asteraceae, es que sus estambres están fusionados por un tejido conjuntivo en las anteras, con sus filamentos libres. Por estas apomorfias, características exclusivas que posee un grupo y que ha sido heredado desde la antigüedad, Carlos Linneo llamó a las compuestas “singenesia poligamia” porque sus estambres están fusionados (singenésicos) y sus flores tienen un comportamiento sexual distinto. El grupo Asteraceae es de los pocos que se han mantenido desde la clasificación del Padre dela Taxonomía.

Asimismo, la pared de aquenio, fruto seco al madurar  la flor, presenta sólo en las compuestas una composición de tricomas dúplex. Finalmente, las flores compuestas no tienen cáliz, sino una estructura modificada llamada vilano, que parecen pelusas o aristas que se pegan en la ropa.

En los inicios de la biología molecular se analizó el ADN de la Asteraceae. Los estudios revelaron que un fragmento que tiene su cloroplasto aparece invertido en las compuestas, a diferencia de las otras plantas con flores (fanerógamas).

El doctor José Villaseñor indicó que la morfología tan pequeña de las Asteraceae dificulta identificar a una especie o diferenciarla de otra. En especial, las flores pequeñas (a veces de menos de un centímetro) impiden apreciar sus estructuras para poder identificarlas. No obstante, con la técnica y la práctica el taxónomo puede observar y analizar mejor tales estructuras. En sus cabezuelas se centra toda su taxonomía, afirmó.

Contextualizó que en 1998, año en que salió a la venta su libro, se registraron 2 mil 800 especies de malezas en México; actualmente, se tienen reportadas 3 mil 337. El incremento se debe a que la taxonomía es una ciencia dinámica que actualiza su nomenclatura constantemente, informó el experto.

Precisó que sólo 571 especies de malezas pertenecen a la familia Asteraceae. De ellas 60 son ruderales, es decir, se localizan a las orillas de los caminos, carreteras o en jardines; 216 son arvenses, aparecen en los cultivos; 81 son ruderales y arvenses y 214 no han sido clasificadas. 

El curso Malezas de la familia Asteraceae en México fue organizado por el biólogo Marcos Espadas Reséndiz, jefe del Departamento de Ciencias Agrícolas dela FESC; la maestra Gloria Zita Padilla, presidenta dela Asociación Mexicana de la Ciencia de la Maleza; y el doctor José Villaseñor, investigador del Instituto de Biología dela UNAM.

De igual forma, fue financiado porla Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) con la finalidad de crear catálogos de las malezas del país, a través del maestro en ciencias Abel López Buenfil, director del Centro Nacional de Referencia Fitosanitaria, perteneciente ala Dirección General de Sanidad Vegetal del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA).

The URI to TrackBack this entry is: https://anamorin.wordpress.com/2011/07/22/mexico-es-el-centro-principal-de-diversidad-en-la-familia-asteraceae/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. No sé mucho del tema,pero me agrada todo lo natural y me
    esfuerzo X respetar la Naturaleza.
    Tardo pero leo tus boletines¡gracias! y
    ¡saludos Ana!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: