Nobel alienta a científicos a descifrar proteínas

Richard J. Roberts, Nobel de Medicina 1993 durante la Semana de la Ciencia e Innovación 2010

“Entre más rápido entendamos la secuencia del ADN, más rápido entenderemos la vida. Si comprendemos las cuestiones básicas de la vida podremos ayudar a la medicina, la industria, y la energía”, afirmó el Premio Nobel de Medicina 1993, Richard J. Roberts durante la Semana de la Ciencia y la Innovación 2010, el pasado 24 de noviembre.

Recordó que para 2004 se tenía previsto que se descubriría la función de los genes, sin embargo, esto aún no se ha logrado por completo, señaló. Explicó que la causa de un progreso tan pequeño se debe a la dificultad intrínseca del problema, el cruce de disciplinas y habilidades que se necesita y a la falta de adecuados mecanismos de financiamiento.

Richard J. Roberts aseguró que cada vez es más barato secuenciar el ADN y hoy puede hacerse en una hora. Indicó que el problema se encuentra en hallar un método que interprete la secuencia de genes y a su vez nos informe que proteínas se codifican en el gen para ordenar las funciones que tiene que hacer la célula.

Precisó que es necesario saber qué hace la proteína y como éstas se regulan para funcionar en conjunto dentro del organismo. El doctor en química detalló que el 90% de las proteínas son similares ya que sólo el 20% de sus aminoácidos pueden ser diferentes. Agregó que en algunos casos el cambio de dos aminoácidos puede cambiar a la proteína.

El Nobel de Medicina afirmó que los avances en la detección temprana de enfermedades complejas como el cáncer se ha retrasado porque son varios genes los que se ven involucrados y no sólo uno como se tenía pensado. Mencionó que en sus diferentes combinaciones puede haber genes que sean malignos y otros que mitiguen los daños.

Comentó que el cruce de disciplinas nos ayudará a pasar estos obstáculos. Richard J. Roberts expuso que los bioinformáticos pueden hacer altas predicciones de la secuencia de proteínas al meter la información a la computadora donde un programa debe responder de igual forma que una célula. A su vez, los bioquímicos deben probar las predicciones en el campo de su conocimiento, declaró.

Para mejorar las predicciones, afirmó el experto en genética, es primordial reconocer que la mayoría de las anotaciones están basadas en la similitud de la secuencia de los genes y estar consciente de que muchas puedan ser erróneas. Por lo que es importante abastecernos de bases fuertes que identifican la bioquímica que caracteriza a los genes y proporcionar significados de los reportes de las falta de anotaciones, manifestó.

Roberts informó que en Computacional Bridges to experimentation –Puentes Computacionales para la Experimentación- (Combrex) es una comunidad basada en mejorar el proyecto de entender la biología. El inglés comunicó que están trabajando en una base de datos de proteínas y genes llamada Gold Standard.

Subrayó que: “pueden ayudar mandando a sus candidatos a la base de datos estándar de genes y proteínas a la página de Combrex http://combrex.bu.edu/ y déjenos saber si sus candidatos deben estar ahí.” De igual forma el Nobel recibe su información en su correo electrónico roberts@neb.com

Aseguró que en Gold Stardard se identifican los candidatos de base de datos individuales, se evalúan que datos entran  y que su información sea correcta.

Señaló que en un conjunto de proteínas donde se conoce exactamente por la secuencia cual es su función se revisa cada una de las proteínas para encontrar la referencia que describe la determinada función.

El doctor en química certificó que en Combrex se aseguran que su esfuerzo esté bien definido y anotado y que el ADN de la secuencia corresponda al de la proteína. Agregó que el criterio principal para buscar y ordenar los genes inicia con la interrogante de: ¿Cuántos organismos tienen ese gen (bacteria, plantas y humanos)?

Insistió que pueden ayudar los biólogos informáticos, bioquímicos, genetistas, estudiantes de preparatoria, universitarios, profesores y agencias inversionistas ofrezcan financiamientos a quiénes participen. Señaló que mucha gente está involucrada en la realización de diferentes predicciones, ejemplificó que los químicos pueden informar de las suyas.

Richard J. Roberts impulsó a los investigadores mexicanos cuando expresó que: “los estudiantes son los que hacen los avances en la ciencia no los viejos. El Nobel se gana por el trabajo que se realizó cuando se tenían 20 o 30 años. El futuro está en las manos de los jóvenes científicos”.

The URI to TrackBack this entry is: https://anamorin.wordpress.com/2011/02/07/nobel-alienta-a-cientificos-a-descifrar-proteinas/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: