Mexicanos trabajan en nuevas técnicas contra cáncer de mama

El 47% de las mujeres entre 45 y 64 años del país que padecen cáncer de mamá fallecen porque su enfermedad fue detectada en alguna etapa avanzada, informó el director del Instituto de Enfermedades de la Mama, el doctor Sergio Rodríguez Cuevas, durante el Simposio sobre cáncer de mama: avances y perspectivas el pasado 26 de octubre.

Agregó que con base en las estadísticas de la Secretaría de Salud por cada muerte se pierden 21 años de vida productiva; lo que representó en 2007 un total de 96 mil 747 años que se traducen en una pérdida económica de tres mil 681 millones 222 mil 700 pesos.

Con base en estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el tratamiento para cáncer puede costar por cada paciente entre seis mil 541 pesos hasta un millón 412 mil pesos dependiendo del tipo y su etapa en la que se diagnostique.

Para combatir este padecimiento investigadores mexicanos indagan en sus laboratorios líneas que ayuden a diagnosticar y mejorar el tratamiento de cáncer de mama. Sin embargo, los nuevos procedimientos todavía están a prueba y no se pueden utilizar en humanos todavía, pero tal vez sean la clave para la medicina del futuro.

Identificación de marcadores tumorales

Mario César López Camarillo, profesor del Posgrado en Ciencias Genómicas de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), trabaja con metodologías de la proteómica que detectan los niveles de las diferentes proteínas que se encuentran en las células cancerígenas. Esto permitiría a futuro hacer un diagnóstico más afectivo a través de una biopsia.

La UACM obtiene las muestras para buscar las proteínas que aumentan o disminuyen sus expresiones en el cáncer de mamá a través de las biopsias de las pacientes que están relacionadas con la Fundación Mexicana del Fomento para la Prevención Oportuna del Cáncer de Mama (Fucam).

Actualmente, en la UACM están analizando a la proteína Glioxalasa, la cual parece aumentar su expresión en las etapas más avanzadas del cáncer de mamá. Anteriormente, se descubrió que la Glioxalasa está involucrada en la resistencia de las células contra la leucemia al impedir que se realice la apoptosis.

Mejor conocida como muerte celular, la apoptosis es un mecanismo biológico de las células, las cuales tienen instrucciones para destruirse después de cierta función y tiempo. Este suicidio biológico es la razón por la cual los humanos tenemos dedos independientes y no están unidos como en el caso de los patos.

Cuando el feto se está formando, sus manos son parecidas a las de estas aves. Las células que están entre los dedos tienen las instrucciones de morir después de formar los dedos, es por eso que los nuestros están separados. Si la apoptosis no se realiza la célula no sabe cuando parar. Bloquear este mecanismo cuando se presenta el cáncer es sinónimo de que la célula se reproducirá sin límite afectando al organismo.

De igual forma, el equipo del doctor Mario López Camarillo busca microRNAs involucrados en el cáncer de mama. Los microRNAs son moléculas pequeñas que regulan la expresión genética de las células, se estima que pueden ser los responsables del 30% de los genes que codifican las proteínas.

López Camarillo informó que el genoma humano codifica entre 565 y mil microRNAs. Aseguró que identificar estas moléculas es de vital importancia porque están relacionadas con el inicio y el desarrollo del cáncer. Explicó que los microRNAs regulan la expresión de genes que cuando se alteran permiten el crecimiento y progreso de células cancerígenas.

Agregó que hasta ahorita se han encontrado 20 microRNAs que aumentan y 32 que disminuyen su expresión en tumores de cáncer de mama. Actualmente Mario López está trabajando con el microRNA-944 porque tiene una línea de investigación donde esta molécula se encarga de regular a la Glioxalasa.

Este trabajo significaría a un futuro la posibilidad de realizar diagnósticos más eficaces y la elaboración de fármacos que ayuden a las células a regular de forma correcta las proteínas o bloquear las alteraciones de los microRNA-944.

Hasta ahorita, en países como Europa se realiza la prueba Onco Type donde se extrae una muestra del tumor y mide el riesgo de que una mujer desarrolle un tipo de cáncer en los próximos años. Teniendo esa información se establece el tratamiento más adecuado para ese tipo de cáncer. Este examen cuesta alrededor de 50 mil pesos y no se practica en México.

Ultrasonido complementa mastografía

En el Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET)  de la UNAM se está desarrollando un ultrasonido donde la imagen aumenta su calidad y se aprecian mejor los tumores, inclusive se puede tomar la biopsia al mismo tiempo.

Fernando Arámbula Cosio, investigador del proyecto en el CCADET, aseguró que este sistema digital tiene el objetivo de ayudar al radiólogo a dar un mejor  diagnóstico gracias a sus imágenes del seno en tercera dimensión. Además se pueden comparar las dos mamas al mismo tiempo.

Para mejorar el diagnóstico, explicó Arámbula Cosio este ultrasonido cuenta con filtros que resaltan las zonas brillantes, se puede ampliar las imágenes sin perder el detalle y realza los contrastes.

Sergio Rodríguez, director del Instituto de Enfermedades de Mama, advirtió que el ultrasonido es complementario a la mastografía y no la sustituye. Explicó que la mamografía es el mejor estudio a la fecha que diagnóstica mejor el cáncer de mama porque es el mastógrafo el que evalúa la mama y en el ultrasonido el radiólogo hace el examen.

Otra desventaja, agregó, es que en el ultrasonido el radiólogo tarda 20 minutos en explorar la mamá y depende mucho de la capacidad del radiólogo para efectuar un buen diagnóstico. Criticó que en todo el país sólo existen 110 radiólogos  especializados en este padecimiento. Recordó que la mastografía, aunque es dolorosa, sólo tarda tres segundos.

Sergio Rodríguez advirtió a las mujeres no dejarse engañar por el Laboratorio Columbia, el cual sacó la prueba Biodecan con la que a través de una muestra de sangre predice si se padecerá cáncer de mama. Denunció que este examen es falso y recalcó que la mamografía es método más eficaz para un diagnóstico oportuno.

Terapia Fotodinámica

Eva Ramón Gallegos, investigadora de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), trabaja con una tecnología médica que usa láseres para activar fármacos fotosensibles para tratar el cáncer o tumores poco profundos.

La fotodinámica consiste en tomar el fármaco ALA  y después activarlo a través de la luz de un láser. A la células cancerosas les hace faltan enzimas, cuando el medicamento se activa a través de la luz se elimina sólo a las células que muestran una carencia de enzimas lo que provoca una muerte selectiva de células malignas.

Después de esta terapia el paciente no podrá salir a la calle entre cinco o seis semanas, indicó la doctora Ramón Gallegos. Explicó que esto se debe a que la luz del láser que se utiliza para activar el ALA está dentro del rango del espectro visible, por lo que una salida a la calle puede alterar el tratamiento.

Entre los efectos secundarios sólo se reporta la inflamación, mencionó la investigadora. Aclaró que el tipo de luz no causa ningún daño en el organismo. Informó que esta técnica ya se usa en otro tipo de cánceres, mientras que en lo que se refiere al de mama sólo se ha trabajado con ratones y ha dado muy buenos resultados.

Ramón Gallegos explicó que los estándares internacionales establecen que un tratamiento es efectivo y para que pueda pasar a humanos se necesita una tasa de mortalidad menor al 40%. La doctora señaló que en su tratamiento su índice es del 32%, pero aún no lo aplican en humanos porque están trabajando en reducir aún más la tasa de mortalidad para aumentar la efectividad.

Hipertemia oncológica

Ésta es una técnica que se puede añadir al tratamiento de quimioterapias y radioterapias. La hipertermia se aplica en Francia y consiste en inducir la muerte de células malignas por efectos de calor.

Arturo Vera Hernández, profesor e investigador del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav), trabaja en esta técnica no invasiva. En la hipertemia sistémica se eleva la temperatura a 40 o 42°C en todo el cuerpo a través de baños de cera caliente, traje con circulación de agua, inhalación de aire caliente, radiofrecuencia, ondas mecánicas, microondas, entre otras, por dos horas.

Con la hipertemia regional se calienta el órgano o el miembro a una temperatura de 40°C por cuatro horas. Mientras que en la local se focaliza el calor en el tumor por arriba de los 43°C, pero en los tejidos circundantes la temperatura es inferior.

El investigador del IPN, Arturo Vera, indicó que esta técnica disminuye el riesgo de propagar el cáncer, sus efectos secundarios son mínimos, estimula una respuesta antitumoral, no es invasiva, es más barata que otras tecnologías y puede aplicarse en otros tipos de cáncer.

Nanomedicina

Los medicamentos tienen que cruzar varias barreras biológicas para llegar su destino, mencionó la doctora Mayra Álvarez Lemus, investigadora del Instituto Nacional de Neurología (INN). En el Laboratorio de Nanotecnología se trabaja bajo la dirección de la doctora Tessy López Göerne para elaborar nanofármacos que liberen las dosis deseadas.

Mayra Álvarez Lemus comunicó que trabajan en diseñar materiales nanoestructurados que sean compatibles con cualquier parte del cuerpo. Precisó que las nanocápsulas son de diferentes estructuras, porosidad y tamaño.

Explicó que al colocar las nanopartículas en la zona afectada las dosis se reducen hasta 10 veces lo que mejora su efectividad y disminuye los síntomas adversos y costos. Agregó que la nanotecnología nos permite interactuar con proteínas y ácidos nucleicos, por lo que se actúa con la estructura molecular de las células.

Trabajamos en el diseño de una nanopartícula que sea capaz de romper los enlaces de las células cancerosas y desencadené la apoptosis en ellas, informó la investigadora. Los nanofármacos que estamos usando son de platino porque se sabe que este material es antitumoral, añadió.

Detalló, la doctora Mayra Álvarez, que con los ratones que se han probado estas nanopartículas han sobrevivido más de 34 días y hasta meses. Precisó que lo ratones de control a los que se les induce un tumor se ven afectados físicamente a la semana y no viven más de 21 días.

El cáncer en el futuro

Una de cada tres personas desarrollará algún tipo de cáncer, indicó el doctor José Manuel Saniger Blesa, director del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET) de la UNAM. En México sólo el 0.2% de los hombres padecen cáncer de mama, notificó Sergio Rodríguez, director del Instituto de Enfermedades de la Mama.

La tasa de mortalidad para 2030 aumentará en un 45% por cáncer informó un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) con base en la terapéutica actual.

Sergio Rodríguez Cuevas, reiteró que por el momento la mejor forma de combatir el cáncer de mamá, el primero en mortalidad desde 2006, es a través de las mastografías anuales en mujeres mayores de 40 años; porque los tumores son detectados antes de que sean palpables lo que reduce el costo del tratamiento, incrementa la posibilidad de no perder el seno y brinda grandes esperanzas de vida con una buena calidad.

The URI to TrackBack this entry is: https://anamorin.wordpress.com/2010/11/09/mexicanos-trabajan-en-nuevas-tecnicas-contra-cancer-de-mama/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: