Urge a México incentivar biotecnología y biodiversidad nativa

 

Está foto pertenece a http://bit.ly/93XldA

Urge a México generar su propia biotecnología, expresó Ariel Álvarez Morales, secretario ejecutivo de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogem), durante la inauguración del Segundo Taller Nacional para Reporteros en Biotecnología y Bioseguridad en Organismos Genéticamente Modificados (OGM).

 

El doctor en Genética Molecular, Ariel Álvarez, señaló que las técnicas de ingeniería genética son herramientas que tienen alto potencial para contribuir al desarrollo agrícola del país. Aseguró que 13 países en desarrollo y 12 economías fuertes producen OGM. Entre los que destacó a Estados Unidos, Brasil, Argentina, India, Canadá, China, Paraguay y Sudáfrica.

Las áreas cultivadas con OGM entre todos esos países asciende a mil 75 millones de hectáreas en el mundo, precisó el egresado del IPN. Ariel Álvarez informó que lo que más se produce es soya, maíz, algodón y canola transgénicos. Aseguró que 51 países consumen OGM o productos derivados.

Ariel Álvarez mencionó que en un futuro habrá peces, árboles, insectos y plantas para la producción de fármacos y productos industriales con técnicas de la biotecnología. Denunció que si México permite que la ignorancia o el miedo impidan la creación de biotecnología, nuestro país estará condenado al retraso y acentuará la dependencia tecnológica de la nación.

Detalló que después de 14 de años de uso de los OGM los resultados son: cero reportes de daños a la salud humana, disminución de insecticidas químicas, reducción de los hogos en el maíz producidos por las aflatoxinas, aumento de técnicas para la conservación de suelo, mayor producción de cosechas y aminoró la deforestación por expansión de zonas de cultivo que causa la pérdida de biodiversidad.

Como Químico Bacteriólogo Parasitólogo, Ariel Álvarez, recordó que los antecedentes de la biotecnología han realizado productos médicos importantes como la insulina, la hormona de crecimiento humana por deficiencias renales y tratamientos  para: la leucemia, vacuna contra la hepatitis B, infartos, anemia asociada con VIH e infecciones en transplantes de médula.

Álvarez Morales aseguró que es necesario incentivar a los investigadores en biotecnología para mejorar los productos que nos darían mayor competitividad. Afirmó que el 80% de los agricultores pequeños serían beneficiados por mayor producción debido a la baja de pérdidas por factores como plagas.

El funcionario expresó que no es una sugerencia para el gobierno, es su obligación la creación de biotecnología. Denunció que: “se nos está limitando y cada vez más se limita más a las siguientes generaciones”.

Morales indicó que la función de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) es asegurar la producción y el rendimiento del alimento para el país. Mientras que la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) debe garantizar la conservación de nuestras especies nativas como el maíz.  

Por su parte, el coordinador ejecutivo del Programa de Conservación de Maíz Criollo de la Semarnat, Ricardo Garibay Velasco, exigió que se reconozca e incentive a los productores del maíz. Agregó que nuestro país es megadiverso genéticamente y es el origen del 15.4% de todas especies que constituyen el sistema alimentario mundial (maíz, frijol, chile, calabaza, etcétera).

Como servidor público de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Ricardo Garibay, denunció que de las 50 especies nativas de maíz mexicanas, 15 de ellas están en grave riesgo de extinción y otras 25 están en alto peligro. Agregó que la diversidad en maíz conserva las culturas de los campesinos que las trabajan.

Ricardo Garibay detalló que los campesinos experimentan año con año con las mejores semillas para su adaptación. Aseguró que para perfeccionar la genética del maíz los campesinos prestan, comparten, intercambian conocimiento y semillas entre comunidades, individuos y regiones.

El antropólogo aseguró que es necesario fortalecer la red social de los campesinos. Precisó que es necesario reconocerlo, brindarles orgullo, dignidad, respeto y autoestima a los creadores del maíz.

Garibay Velasco denunció que el maíz criollo se ve amenazado por: la expansión de la frontera ganadera, mecanización de la agricultura, el desarrollo humano, fomento de maíces mejorados a través de subsidios, Tratado de Libre Comercio y el envejecimiento de los campesinos sabios sumado a la migración de jóvenes que rechazan labrar la tierra.

Indicó, Ricardo Garibay que el Programa de Conservación de Maíz Criollo ha tenido como resultados, en año y medio, diversas ferias del maíz en varias partes de la República Mexicana donde los campesinos intercambian semillas y conocimientos. Además, el mercado de maíz orgánico creció al doble.

Mencionó que algunos municipios de Tlaxcala se han declarado libres de transgénicos para contrarrestar a la Ley del 15 de junio de 2007 donde los campesinos deben sembrar semilla certificada -la cual deberán comprar a empresas trasnacionales como Monsanto-.

Enunció que el Programa de Conservación de Maíz Criollo se enfoca a establecer alianzas con otras instituciones y sociedad civil, apoyar las experiencias existentes y promover otras semejantes, reforzar políticas públicas que promuevan la preservación de las especies y reconocer e incentivar a los campesinos que mantienen la diversidad genética de sus cosechas.

A su vez, la maestra Rosalinda González Santos, Coordinadora Técnica del Sistema Nacional de Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y Agrícultura (Sinarefi), detalló que su organismo está atento a 45 cultivos nativos del país de forma constante. Entro los que destacan el maíz, el frijol, chile, calabaza, aguacate, chayote, etcétera.

Informó que además del monitoreo de las especies nativas, buscan en ellas valores agregados. Precisó que tal es el caso del Cempaxúchitl que tiene propiedades bioplaguicidas; el chayote, anticancerígenas, y el maíz posee antioxidantes y disminuye el colesterol.

González Santos resaltó los resultados de Sinarefi, basados en sus diagnósticos regionales, son: el mejoramiento de 26 especies de maíz criollo en 10 estados del país; incremento de ocho toneladas en la producción de maíz Chalqueño.

La bióloga de la UNAM también mencionó la creación de 14 bancos comunitarios en Oaxaca, Yucatán, Chiapas, Amecameca, Chihuahua y el Distrito Federal, donde también se realizan ferias de semillas a favor de la biodiversidad. Además, Sinarefi cuenta con 250 custodios de 52 especies nativas de maíz  en 22 estados del país.

The URI to TrackBack this entry is: https://anamorin.wordpress.com/2010/08/19/urge-a-mexico-incentivar-biotecnologia-y-biodiversidad-nativa/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Me parece bueno tu trabajo, sigue asi, felicidades!

  2. Hay 1 gran debate sobre éste tipo de cultivos
    Me agrada saber q´estás de vuelta Ana.
    te mando MUCHOS SALUDOS.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: