Es hora, renovar o morir…

El futbol mexicano enfrenta una de las peores crisis de su historia, aunque el problema no sólo está en la cancha

Por Erick “Gigio” Meneses

Locutor de la Azotea deportiva en Mobile Sounds

El águila es el ave que posee la mayor longevidad de su especie, puede llegar a vivir 70 años, pero a los 40 enfrenta una difícil decisión, pues a esa edad sus uñas curvas no consiguen agarrar a las presas de las que se alimenta. Su pico alargado y puntiagudo también se vuelve curvo, y sus alas se tornan gruesas y pesadas, por lo que es muy complicado volar.

Pues bien, parece que ese mismo momento le ha llegado al futbol mexicano. Un fútbol que se encuentra en crisis, en decadencia. El “satanizado” Rafael Márquez, defensa central del FC Barcelona, dijo hace unas semanas: “el futbol mexicano está estancado”, y no dijo nada que no fuera verdad, sin embargo, los medios de comunicación (en especial los dos de siempre) salieron a defender a su bebé, a su minita de oro, haciendo de Rafa Márquez el villano de la película.

Ayer México hizo de las suyas otra vez, volvió a dar vergüenza fuera de casa cayendo 3-1 contra la selección de Honduras. Y como era de esperarse ya se habla del posible cese de Eriksson, lo que abriría la puerta para la llegada de Javier Aguirre, únicamente de Javier Aguirre, más adelante podrán leer porque únicamente “el vasco”.

Y es que podrán destituir a Eriksson del banquillo de la selección, y traerán a Aguirre, a José Manuel de la Torre, a LaVolpe de regreso, a Menotti otra vez, o a todos juntos; no importa, el problema del fútbol mexicano no está en el técnico que se traiga. La cuestión recae en los jugadores sí, pero sobre todo en la falta de los mismos, en la mentalidad de los participantes y en lo que me quieran decir (sobre los jugadores), pero aquí hay 16 grandes culpables, los dueños de los 18 equipos de la primera división profesional del futbol mexicano.

Ustedes se preguntarán como son 16 los dueños si son 18 equipos. Ah pero es que hasta para eso México se pinta solo, porque América, Necaxa Y San Luis son hermanitos, evidentemente hijos del mismo “papi”; sin embargo, la familia está a punto de desintegrarse, aunque sinceramente luce complicado pues no dudo que algo se inventen para no deshacer tan hermosa y productiva familia.

Volviendo a la cuestión de las culpas, iba a explicar porque digo que los dueños son los mayores culpables.

Son los dueños los que se empeñan en lograr jugosos contratos con compañías estadounidenses para que la selección juegue una cantidad absurda de partidos en EU contra rivales que sirven para todo, excepto para preparar de buena manera al equipo mexicano, en lugar de llevar a la selección a Europa a jugar contra selecciones de alto calibre que le dejarían mucho más experiencia a los jugadores y que servirían de buena vitrina para que los clubes europeos observaran al futbolista mexicano, pero no, para los dueños lo que importa son los dólares, lo futbolístico siempre está en último lugar de la lista de sus prioridades.

Como todos sabemos, el formato de de nuestro afamado balompié es el de los torneos cortos. Esto propicia la mediocridad, pues en otros países a los jugadores les enseñan que si quieren ser campeones tienen que terminar en primer lugar. Aquí no, en nuestro México mágico se les enseña que sólo tienen que competir con otros 4 mugrosos e igual de mediocres equipos, sólo tienen que terminar en tercer lugar del grupo y con eso es suficiente para calificar a la “liguilla” y ahí si hay que jugar como los hombres, porque ahora sí, el campeonato está en juego.

Ah y que a nadie se le ocurra terminar en primer lugar de la tabla general porque como castigo serán eliminados en la primera ronda de la liguilla. Y no importa si sólo ganas el 30% de los puntos posibles, el chiste no es hacer más que todos, sólo hacer más que otros dos equipos en tu grupo y con eso basta.

A lo largo de los años al futbolista mexicano se le ha inculcado que aún terminando en 10mo lugar general aspira a ser campeón. Al dizque futbolista mexicano no se le enseña a competir, por eso van y hacen semejantes ridículos fuera de nuestro país. Obviamente aquí en México –casi- siempre se gana porque los rivales al entrar en “el templo de la perdición” no saben si en algún momento del partido entrará Indiana Jones a acabar con todos.

Y en cuanto a la falta de jugadores que mencionaba, me limitaré  a decir que salvo casos extraordinarios, las fuerzas básicas se trabajan con las patas, por no decir que no se trabajan en lo absoluto. La verdad no quisiera mencionar casos de corrupción para entrar a las fuerzas básicas de algún equipo porque la extensión de este tema daría hasta para un libro, cosa que no me apetece por el momento.

Ahora bien, la cabeza del títere…perdón, del técnico Sven Göran Eriksson rodó el día de ayer (jueves 2), y el menos culpable es el propio sueco. Pero no se preocupen, Javier Aguirre ya había sido contactado por Néstor de la Torre para ofrecerle la selección y Aguirre había aceptado con antelación.

Además el mismo Javier había platicado también con Felipe Calderón, si, con el mismísimo Presidente de la República Mexicana. Así que “el vasco” ya  se alista para hacerse cargo de la selección y tratará de cobrar revancha de lo sucedido en Corea-Japón 2002.

Si acaso se preguntan que hace Calderón Hinojosa hablando con Javier Aguirre, la respuesta es simple: la situación actual del país no es muy estable que digamos, crisis económica, la guerra contra el narco, las olas de violencia entre gobierno y crimen organizado en el norte del país por el control de la zona y demás hacen que el futbol sirva como catalizador de la población y pues distraiga nuestras –vivaces- mentes de todas estas problemáticas, pero si el fútbol sigue como está, pues no podrá servir de distractor, y eso si que preocupa al ciudadano presidente.

Y ya ni hablar de casos particulares (futbolistas) que no deberían vestir “la verde”, mejor centrémonos en algunas soluciones.

Si quiere seguir viviendo, el águila tiene que volar hacia lo alto de una montaña y refugiarse en nido, una vez ahí, el águila comienza a golpear su pico contra la pared hasta arrancárselo, debe esperar a que nazca uno nuevo, con el cual arrancará sus viejas uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a nacer, prosigue arrancándose las viejas y pesadas plumas. Y después de cinco meses, sale para su vuelo de renovación, preparada para vivir otras tres décadas.

La primera -y tal vez la más urgente- es cambiar el formato de la liga, enseñarle al mexicano que si quiere ser campeón tiene que mostrar regularidad, tiene que competir contra los otros 17 equipos de la liga, y por supuesto lograr la mayor cantidad de puntos posibles. Pero mientras los dueños sigan empeñados en inflar sus cuentas bancarias esto no sucederá, pues las famosas “liguillas” dejan bastante dinero.

Otro punto sería reducir el número de extranjeros en la liga, de lo contrario nos puede llegar a pasar lo que le pasa a Inglaterra (guardando las respectivas proporciones), pues ellos tienen la liga más espectacular del mundo, pero su selección hace rato que no pinta para cosas importantes. Tres sería el número razonable de extranjeros en cada equipo. Esto con la intención de darle más oportunidad al futbolista mexicano de salir, de mostrarse, y de obtener roce profesional desde temprana edad.

No se hasta que punto sería bueno reducir los salarios, porque al futbolista mexicano se le tiene muy consentido y cuando llegan ofertas de equipos europeos se ponen sus moños, y se ponen muchas trabas para que el jugador salga del club.

En cambio, países como Brasil Y Argentina que -a parte de trabajar de excelente manera las fuerzas básicas- exportan jugadores a destajo porque los sueldos de sus futbolistas son bajos, entonces cuando llega cualquier oferta de algún equipo europeo simplemente salen del club, pues saben que allá (Europa) tienen mejores opciones para crecer.

Ah y por favor si ya tenemos mexicanos en Europa, pues déjenlos allá. ¿A que los regresan?

Y por último, una vez que la selección mexicana tenga que prepararse para algún torneo, o tenga que jugar partidos amistosos por “x”o “y” razón, pues que la FMF y los dueños en general se dejen de tonterías y consigan rivales y juegos en Europa. No me niego a la opción de jugar en EU, porque hay mucho “paisano” que anhela ver jugar a su selección, pero pues hay que variarle ¿no?. La verdad hasta cansa ver tanto partido de la selección en EU y además contra selecciones que no dejan absolutamente nada (último caso: Bolivia).

En fin, ahora con el próximo anuncio de Javier Aguirre como DT del “Tri”, los dueños y la FMF tratarán de tapar el sol con un dedo, haciendo como que le mueven sin moverle tanto, pero el problema es mucho mayor, mucho más grave, profundo. Y si no se toman las medidas necesarias para reformar, pero en serio reformar el fútbol mexicano, seguiremos teniendo una liga mediocre y eso se verá reflejado en una selección mediocre.

Entonces el águila tiene dos opciones: morir,  o enfrentar un doloroso proceso de cambio que le dará otros 30 años de vida.<!–[if !supportFootnotes]–>[1]

No te pierdas la Azotea Deportiva a través de Mobile Sounds

Lunes a miércoles de 21 a 22 horas.  Conducen: Marcos y Fernando

Jueves y Domingo de 20 a 22 horas. Conducen: Marcos, Fernando, Jorge”Kast” y Erick “Gigio”.

<!–[if !supportFootnotes]–>



<!–[endif]–>
Published in: on abril 3, 2009 at 8:02 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://anamorin.wordpress.com/2009/04/03/es-hora-renovar-o-morir%e2%80%a6/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: